Ese podría ser el resumen de nuestra experiencia Young Lions. Somos Jesús González e Irene Montón, desde hace unos años trabajamos en Wink y este año hemos sido los representantes de España en la categoría Media de los Young Lions de Cannes. Una experiencia a la que invitamos a todo el mundo a vivir.

Nuestro viaje comenzó a finales de mayo en España, donde Carat y Scopen nos presentaron a Coca-Cola, un cliente con un problema que no solo afecta a la marca, sino que puede acabar con el planeta tal y como lo conocemos: el problema del reciclaje en España. Con 48 horas por delante para ponerle una solución innovadora y atractiva para la generación Z, nos pusimos manos a la obra. El proceso comenzó con una investigación exhaustiva del target y del problema al que se enfrenta la marca en España, investigación de la que sacamos dos insights sobre los cuales queríamos cimentar nuestra idea.

Esta segunda fase fue, con diferencia, la más compleja. Cuando empezamos a pensar, surgían decenas de ideas que, en un principio, nos enamoraban. Sin embargo, a medida que pasaban las horas, las ideas se iban desinflando. Lo que nos parecían estupendo se hacía pequeño y las ideas, en lugar de crecer, morían. En nuestro día a día, los brainstorming pueden durar días o semanas, pero la presión de tener tan solo unas horas por delante hacía el proceso mucho más estresante.

Tras muchas horas de discusión y de tener la sensación de que no estábamos llegando a ninguna parte, decidimos marcharnos. Y así, de camino al metro y hablando de nuestras cosas, llegó LA idea. Esto nos ha hecho vivir en nuestras carnes cómo las mejores ideas surgen de conversaciones y de momentos de la vida cotidiana. Cuando tenemos interiorizada la investigación, cuando hemos descartado todos esos caminos creativos que no llevan a ninguna parte, aparece esa idea que convence y enamora. Y, gracias a esta idea, a las 2 de la mañana durante una conversación a priori irrelevante, nos fuimos a Cannes.

En Cannes, y tras habernos preparado durante las dos semanas anteriores, nos enfrentamos al segundo brief, ahora con más presión que el anterior. No estábamos en casa, no teníamos acceso a nuestras herramientas de investigación y lo que es peor, contábamos un día menos. En este caso, el cliente era Mozilla y el reto, conseguir posicionar a su navegador estrella, Firefox, como el navegador que protege nuestra data y trabaja por in Internet más sano.

Nos centramos en crear una idea que fuese noticiable, y seguramente ese fue nuestro error. Lo noticiable tiene que ser un requisito, no el fin. Esta vez, no pusimos en el centro a las personas, a la gente que realmente vive la realidad que nos pedía el brief y no ofrecimos una solución que resolviera los problemas de su día a día. Algo que el ganador, Holanda, situó en el centro de la estrategia. El trabajo ganador tenía una idea sencilla y basada en un insight potente que hicieron que tanto el cliente como el jurado se decantasen por ella.

Por nuestra parte, queda decir que estamos muy orgullosos de nuestra presentación y de nuestra idea, aunque ahora entendamos sus carencias. Y, por supuesto, de la experiencia no solo de la competición, sino del festival en general, que fue enriquecedora y, más importante, muy divertida. Queremos darle las gracias a Carat y a SCOPEN por esta oportunidad y a todos aquellos en Wink e Ymedia que nos han estado apoyando en todo momento.

Gracias!

Si quieres saber más acerca de nuestro viaje puedes acceder aquí:

https://www.carat.com/es/es/news-views/nuestros-young-lions-media-ya-est%C3%A1n-de-vuelta/

Share This